Una jornada de traslado en una gran vuelta ciclista

Una jornada de traslado en una gran vuelta ciclista

Escrito por 

28 enero, 2015

trasporte de vehículos

Siempre me ha llamado la atención la jornada de descanso en las grandes vueltas. O mejor dicho, ese día en el que la gran serpiente multicolor de cada ronda tiene que trasladarse de un sitio a otro. Incluso pasar de un país a otro. En ocasiones si el recorrido no es muy distante, se puede hacer con el mismo coche o con la caravana, pero otras veces, hay que apoyarse en empresas que realizan transporte de vehículos por carretera. No hace mucho tiempo leí un artículo en el diario As que criticaba este aspecto.

El pasado Giro, el de 2014, comenzó en Irlanda. Por primera vez, partía del país verde. Tres días estuvieron en tierras irlandesas, y posteriormente volvieron a tierras italianas. Pero a través de ese reportaje conocí un poco más como se realizan estos desplazamientos. Un desplazamiento largo y costoso en el que todos los implicados -organizador, equipos, corredores, medios de comunicación y la propia UCI– han tenido que poner de su parte.

El texto decía que los equipos se vieron obligados a movilizar una doble estructura, es decir, mandar un equipo de auxiliares con los coches, camiones y todo el material necesario a Irlanda y otro a Italia, ya que no había tiempo material de realizar un traslado total de Dublín a Bari con un solo día de por medio. Si es cierto, que para aquellas escuadras que lo prefirieran, el Giro les ofrecía los vehículos necesarios en suelo británico para que pudieran llevar una sola estructura a Italia. Pero nadie ha optado por esta opción, algo que se hubiera solucionado con una empresa de transporte internacional de vehículos.

Pero sin duda, los grandes damnificados siempre son los mecánicos. Pues tienen que hacer jornadas de hasta 20 horas para tener todo listo para la etapa del día siguiente y sobre todo en tiempo récord. EN el reportaje hablaba un mecánico, que por precaución no quiso dar su nombre: “Nadie piensa en nosotros. Es un trabajo que no se ve y parece que no existe. En días como el domingo, te tienes que levantar a las 4 de la mañana, preparar las bicis para la etapa, cubrir el día y, cuando los corredores llegan a la meta, empezar a empaquetar todo en poco tiempo porque tiene que salir en avión hasta Italia» De hecho, el camión de la empresa de transporte de vehículos que transporte el material hasta suelo italiano llevó consigo hasta 500 toneladas de peso con recambios, ropa, alimentos. Una salvajada.

Unos traslados que cada vez son más habituales en el mundo del ciclismo. Sin ir más lejos, el Tour de Francia, la mejor carrera, recibe cada año ofertas de muchos países. Desde Brasil a Catar, pasando por Escocía. Y se suele poner mucho dinero encima de la mesa por lo tanto no sería descabellado que cualquier día veamos a los Contador, Valverde y NIbali tomando la salida desde territorio asiático.

Gracias a este reportaje comencé a mirar qué tipos de empresas hacían estos recorridos, y por ejemplo vi en internet que TransThalia, realiza un transporte de coches desde Alemania a España, que en estos tiempos donde tenemos tanta relación con el país germano está bien saberlo.

Deja un comentario