Una salida nocturna en bicicleta

Una salida nocturna en bicicleta

Escrito por 

24 diciembre, 2014

Ruta nocturna
¿Quién ha dicho que bicicleta y noche son incompatibles? Para nada. Eso sí, hay que ser consciente de que no es una actividad segura y hay que tomar muchas medidas de seguridad. Pero por lo demás, prepárate para disfrutar como un niño.

En esta vida yo tengo dos aficionados, una es, como habrás comprobado, las bicis, y la otra es la astronomía, soy un fiel seguidor de las estrellas, creo que ellas me dicen dónde voy, que diría la canción. Hasta hace poco tiempo no sabía que se podían compaginar las dos.

Fue un buen día que vi por internet, benditas redes sociales que nos une a los aficionados a algo, ‘De Hoyo al Cielo, una actividad gratuita promovida por el Blog Cosas de Hoyo y donde nos dimos cita aficionados a ver las estrellas. Fue el pasado 25 de agosto, y tras un paseo nocturno en bici, llegamos al lugar de observación donde los asistentes aprendimos a reconocer las principales estrellas y constelaciones de la mano de un astrónomo experto. Allí estuvimos prismáticos en manos observando lo bello que es el cielo por la noche. Los más avanzados en la materia no dudaron en llevar un telescopio, y la verdad es que era como estar en la misma estrella. Esta es una actividad con un éxito creciente cada año, por lo que las plazas son limitadas, y la inscripción es obligatoria, así que si te animas, ya sabes, visita el blog Cosas del Hoyo, y estate atento a los plazos.

Lo que tengo claro es que para la próxima salida me voy a comprar un telescopio porque la verdad merece la pena. Una de las personas más expertas en estas lides llevó múltiples accesorios y así pudimos ver mejor la noche estrellada en el Hoyo. Además, como esto es fiesta, la actividad se acompañó de un cuentacuentos de Ana García Castellano y una limonada.

No quiero despedirme sin comentar unos cuantos aspectos de la seguridad en la bici durante una salida nocturna.

  • Como es logico se recomienda llevar buenas luces, evidentemente. Si vamos por zonas suficientemente iluminadas una trasera y delantera para hacernos ver, en caso contrario luz delantera potente.
  • No es bueno ir solos. Aunque muchas veces la soledad nos sirva para contemplar el cielo de manera mas tranquila, siempre hay que avisar. No está mal que digamos dónde vamos a ir.
  • Hay que llevar al menos dos luces y baterías de repuesto, minimizamos el riesgo de quedarnos a oscuras, evitando tener que acampar en contra de nuestra voluntad.
  • Ojo con el frío, Muchas de estas salidas se realizan en agosto y aunque pensemos que estamos tranquilos, hay que ser precavidos, que la noche es muy traicionera. A no ser que esta marcha se realice en julio y en Sevilla.
  • Las luces potentes tienden a aplanar lo que vemos e incluso perdemos algo de perspectiva. Si no conocemos el sitio, un extra de precaución. Yo recomiendo comprar unos prismáticos porque también nos servirán para analizar el territorio a recorrer.

Deja un comentario