Sevilla accesible

Sevilla accesible

Escrito por 

14 enero, 2019

La movilidad en las ciudades está en tela de juicio desde hace años, ya que circular en coche es algo que tenemos que dejar de hacer debido a que contamina en exceso. No podemos permitirnos imágenes como la boina de Madrid, especialmente vergonzosa porque muestra una mala gestión de los humos.

Aunque esto está cambiando gracias al esfuerzo de algunos ayuntamientos, precisamente en Madrid se están realizando experimentos como Madrid Central para vaciar la ciudad de coches y favorecer el tránsito de los viandantes y de las personas que deciden ir en bici. Eso si, hay un nuevo medio de transporte que ha revolucionado el mundo de la movilidad. Hablamos del patinete eléctrico, un modo de transporte que se ha puesto de moda en las ciudades y que sin duda está siendo problemático. De hecho en Madrid se ha tenido que retirar los patinetes de una famosa empresa porque obstaculizaban la calzada.

Esto no ocurre en Sevilla, una ciudad preciosa en la que todos los sentidos se estimulan, y en la que descubrir una historia viva gracias a los especialistas en turismo receptivo en Andalucía de VisiTours. Y es que Sevilla es una ciudad en la que se ha primado la movilidad en carriles bici, en lugar de la circulación en coche, tal y como vamos a ver en el artículo de hoy.

Atrévete a ver la ciudad a dos ruedas

Sevilla es una ciudad especial no solo por su duende, sino por ser una ciudad para todos los públicos en la que encontrar cualquier tipo de experiencia inimaginable. Incluso cubren la falta de playa habilitando el río Guadalquivir. De hecho el puerto de Sevilla es el único puerto marítimo de España que se ubica en una ciudad de interior.

Gracias a las inversiones Sevilla es una de las ciudades más accesibles para el público, aunque como en todas las ciudades hay algunos barrios en los que es difícil de circular, pero lo es así incluso para los mismos viandantes. Pero la realidad es que gran parte del centro y del caso histórico dispone de rampas para subir y bajar de ellas, así como de establecimientos con accesos habilitados para minusválidos.

Esto es algo que no todas las ciudades pueden asegurar, ya que las ciudades normalmente se construyen y los planes de urbanismo no han sabido planificar muchas opciones accesibles para los minusválidos que se mueven en sida de ruedas. Pero en Sevilla esto no funciona así, ya que desde dos mil seis se lleva trabajando bastante duro para hacer que la ciudad permita discurrir por sus calles a todo el mundo.

Moverse en la ciudad con la bici no es siempre es una opción segura, de hecho no lo es. Existe muy poco respeto hacia los ciclistas por parte de los conductores. En las noticias vemos de manera constante como ciclistas son atropellados por culpa única y exclusiva de los conductores que no respetan las normas de circulación.

En la ciudad el problema principal es que no suelen haber suficiente carriles bici, pero en Sevilla se ha hecho un trabajo muy importante para mejorar esta situación. Si en dos mil seis habían únicamente cuatro carriles bici que apenas contaban con doce kilómetros, en dos mil diez habían aproximadamente ciento veinte kilómetros, y en la actualidad se calcula que hay más de ciento setenta kilómetros en los que discurrir con seguridad, según datos de El País

En Sevilla, se llevan a cabo más de sesenta y ocho mil desplazamientos en bici en una ciudad de más de setecientos mil habitantes, y es que las bicis se han apoderado de la ciudad. Gracias también a los servicios de alquiler de bicis que ofrece el ayuntamiento, con bicicletas robustas y repartidas en más de doscientas sesenta estaciones.

Esto hace que Sevilla sea una ciudad en la que disfrutar pedaleando, y esto es algo que beneficia al conjunto de la sociedad, pues a mayor número de personas que se mueven en bici menor es la contaminación que hay en la ciudad. Una ciudad limpia de humos de coche ayuda a que el medio ambiente no se contamine, y esto es algo con lo que tenemos que pensar a la hora de movernos de un punto a otro.