Los creadores de nuestros paseos

Los creadores de nuestros paseos

Escrito por 

18 agosto, 2015

A menudo, cuando salimos a uno de nuestros paseos con la bici, no nos percatamos de todo lo que tenemos alrededor. O mejor dicho, no reparamos en cómo ha llegado hasta ahí. ¿Quién realiza todo el mobiliario que atravesamos con nuestra inseparable compañera? ¿Y quién fabrica, precisamente, los componentes de esta? La labor sorda de las empresas fabricantes, como la asociación de empresas Taldec, es, en cambio, primordial, ya no solo para aquellos que, como nosotros, atravesamos la ciudad en bici, sino para todos los viandantes que, cada día, cruzan, caminan y disfrutan de cada esquina, ya sea en su trabajo como en su tiempo libre.

¿Somos conscientes de la cantidad de metales y trabajo sobre ellos que hay repartido por las calles y por cada uno de los objetos que utilizamos a diario? En el caso de nuestra pasión, la bicicleta, tal vez el elemento predominante sea el aluminio, ya que muchos de los cuadros que se utilizan como esqueleto para las dos ruedas son de este material, aunque pueden ser de carbono también. El aluminio es el tercer elemento más común de la corteza terrestre. Quizás por eso, por su abundancia, además de por sus propiedades (baja densidad y alta resistencia a la corrosión), sea uno de los elementos metálicos más utilizados en la creación de estructuras, herramientas y pequeña maquinaria o piezas de la misma.

Por ejemplo, ¿te has fijado en el último trayecto en cuántas papeleras te has cruzado? ¿O bancos en la calle? El mobiliario urbano es uno de los proyectos con mayor implementación de empresas como Taldec y asociadas, que fabrican, desarrollan y asesoran sobre su implantación en la ciudad. Los bancos, vallados, barandillas, papeleras, puertas correderas, etc., son construidos por empresas de este tipo, que los elaboran de la mejor manera posible, gracias a sus años de experiencia en el sector.

Con más de cuatro décadas de experiencia –la empresa se fundó en el año 1972-, este fabricante de maquinaria industrial, procesos metálicos, y robótica a gran y pequeña escala investiga, desarrolla y fomenta la creatividad en sus procesos, además de deberse con total dedicación a sus clientes y la atención que estos necesitan. El diseño de Taldec está basado en el uso de las tecnologías y en el estudio previo de las necesidades del cliente, ya sea un cliente de carácter público o lo sea una empresa privada. De esta forma, su producto se establece como resultado de una cuidadosa forma de trabajar y de una atención al cliente personalizada y extremadamente  activa.

Los proyectos realizados por este conglomerado de empresas van desde las estructuras metálicas hasta las soldaduras en pequeñas piezas de metal, pasando por la fabricación de maquinaria industrial de gran y pequeño calado, la automatización de procesos, la integración de brazos robóticos en líneas de producción y los mecanizados o cortes en alta definición. Pese a la aparente complejidad que pueden desprender estas palabras técnicas, el resultado es el ya citado con anterioridad: mobiliario urbano, pequeños detalles inoxidables, puertas correderas, vallados, y todo tipo de estructuras metálicas que podemos encontrarnos cada día en nuestro paseo rutinario sobre la bici.

Y es que nos encanta pedalear, y ese gusto por el paseo nos puede llevar a centrarnos tanto en él que nos perdamos muchas cosas de las que hay alrededor. Ese es el mayor éxito de empresas de fabricación y tratamiento como Taldec. Mientras sus creaciones pasen algo inadvertidas significará que su trabajo es ideal. Si empezásemos a fijarnos en desperfectos, roturas, piezas fragmentadas, etc., otro gallo cantaría. Pero eso, de momento, es una utopía. Y, además, como estaremos sobre la bicicleta, ¿quién sabe si nos daremos cuenta o no de lo que pasa a nuestro alrededor?

Deja un comentario