El carril bici en Sevilla

El carril bici en Sevilla

Escrito por 

11 noviembre, 2019

La verdad es que lo de ir por una ciudad en bicicleta es una gozada. En España, aunque mira que tenemos cultura de bici, no la tenemos por la ciudad. Lo de salir en bicicleta es para hacerlo por el monte o por la carretera. Mientras que los más vagos es para hacerlo viendo la televisión durante las tardes de verano con el Tour de Francia. Afortunadamente todavía quedan ciudades con una mentalidad diferentes. Vale, no es Francia, Bélgica o Países Bajos, pero poco a poco vamos teniendo más. Amsterdam, Copenhague o Berlín son las grandes ciudades europeas que fomentan el uso de la bicicleta con sus redes ciclistas que cubren toda la ciudad.

Así es en Sevilla. La historia del carril bici de Sevilla es muy llamativa. Sobre todo por la rápida expansión de la movilidad ciclista. De unos pocos tramos desconectados que había hecho en mandatos anteriores creció hasta los 180 kilómetros que alcanza hoy, una cifra que supera a la red ciclista de Barcelona, para muchos el paradigma de este tipo de transporte. Esos 180 kilómetros se han hecho con una inversión de 35 millones de euros. De un uso mínimo de la bici (un 0,6% respecto al total de modos de transporte) Sevilla pasó al 9% cuando el boom de la bici llegó a su cénit: 2007-2011.

Por eso da gusto ir a Sevilla y recorrer estos lugares. Yo por motivos laborales voy mucho a la ciudad hispalense y la verdad, es que no hay año que no tenga la oportunidad de dar una bicicleta por el carril bici. Siempre me alojo en el Hotel Mercer Sevilla y desde allí lo que hago es recorrerme los lugares más emblemáticos de la que para mí, es la ciudad más bonita de España. Solo Donosti le hace frente.

La llegada de este carril, me cuentan mis amigos sevillanos, cambió la mentalidad de toda una ciudad. Se logró fomentar la movilidad sostenible en una ciudad que ignoraba hasta entonces que tenía las condiciones perfectas para pedalear. Merecen un reconocimiento social y público que hasta ahora no se ha dado. La verdad es que los sevillanos tienen que saber valorar lo que tienen por sus calles.

Sevilla es de las más reconocidas. Cuenta con un carril bici bidireccional con más de 160 kilómetros totalmente integrado en la ciudad. Además, pasó de 12.000 ciclistas a más de 70.000 en sólo cuatro años. Aquí puedes descargarte el mapa con todas las rutas que existen.

Rutas en bici

Pero la apuesta de Sevilla por la bicicleta va más allá.   Así, aprovechando la red de carriles bici existentes, se han diseñado unos recorridos temáticos que permiten conocer los monumentos, la arquitectura contemporánea, los parques y rincones más interesantes de Sevilla y la arquitectura de la exposición Iberoamericana de 1929, rutas que discurren fuera del centro histórico, utilizando la bicicleta como medio de transporte.

La verdad es que mola. Las buenas condiciones climatológicas, la topografía plana de Sevilla, y la extensa red de carriles bici existentes en la ciudad posibilitan la realización de unas rutas que permiten recorrer el patrimonio situado fuera del centro histórico de una forma rápida, fácil y segura, realizando al mismo tiempo un ejercicio saludable.

En los folletos descriptivos de las rutas se incluye una breve información de cada uno de los lugares o monumentos que conforman la ruta, todo ello presentado en un formato de reducido tamaño que posibilita una fácil consulta  y transporte del mismo. Hay cuatro diferentes: Los Parques, Jardines y el Río; El Patrimonio Histórico; La Arquitectura Contemporánea y la Exposición Iberoamericana de 1929. ¿Con cuál te quedas?

La situación actual de la bicicleta en Sevilla exige realizar un nuevo estudio y análisis que permita actualizar el Plan Director de la Bicicleta aprobado en 2007, en el que por una parte se identifique y analice la infraestructura existente, y por otra  se establezcan las bases para un nuevo impulso a la movilidad ciclista en la ciudad, tanto en lo que respecta a infraestructuras, como a gestión y fomento del uso de la bicicleta, con objeto de consolidar y superar el porcentaje del 15 % en el reparto modal de los desplazamientos realizados diariamente en la ciudad por medios mecanizados en el año 2020.

Aunque España siga a la cola de Europa en cuanto al fomento de la bicicleta, ya hay ciudades como Sevilla que han dado el salto. Afortunadamente se han dado cuenta de que esta es la mejor manera de tener una ciudad sin contaminación y a sus ciudadanos sanos y en forma. ¿Te apuntas a dar una vuelta en bici por Sevilla?