Disfraces cinéfilos para Halloween con bici

Disfraces cinéfilos para Halloween con bici

Escrito por 

24 octubre, 2015

Se acerca una de las dos fiestas de disfraces más divertidas del año. La noche del próximo 31 de octubre los zombis volverán a salir a la calle, los Freddy Kruger volverán a vestirse su sombrero y su polo a rayas rojas y negras y los asesinos de la saga de películas Scream (Wes Craven, Estados Unidos, 1996 – 2011) estarán de nuevo en la calle por una noche. Pero, ¿habéis pensado en fabricar o comprar disfraces de Halloween y montaros la fiesta en bici? Sabemos que, en esta web, la bicicleta es casi un centro temático para la vida. Una forma de pasar los días y el tiempo libre de la que cuesta deshacerse. Algunos incluso la toman como una droga. Por eso sería interesante lanzarse a recorrer las calles la noche de Halloween con alguno de estos disfraces de cine y terror.

Evidentemente, si hablamos de cine mítico, monstruos y bicicletas, lo primero que se nos puede venir a la cabeza es el adorable, aunque igualmente monstruo E. T., que se ganó los corazones del público de los ochenta en su film E. T., el extraterrestre (E. T.: The Extra Terrestrial; Steven Spielberg, Estados Unidos, 1982). El pequeño monstruo se convirtió en un icono del cine ochentero gracias al director, que consiguió llevar a varios de sus personajes al Olimpo cinéfilo de la década de los ochenta, y también de la posterior. Los noventa también fueron de Spielberg, que destacó con obras como la saga Parque Jurásico (Jurassic Park; Estados Unidos, 1993 – 1997), de la que también se podrían sacar algunos disfraces para la noche del terror.

Otra de las películas icónicas del terror, en la que también aparece una bicicleta, más bien un triciclo, es El resplandor (The Shinning; Stanley Kubrick, Estados Unidos, 1980). ¿No sería maravilloso un disfraz conjunto y familiar en el que el padre fuese disfrazado del escritor al que interpreta Jack Nicholson, la madre hiciese lo propio con el de Shelley Duvall y el niño saliese a la calle acompañado de su triciclo haciendo el papel de niño atormentado? Si todavía tuviésemos más miembros en la familia, no podrían faltar las terroríficas gemelas que se aparecen y desaparecen a su antojo. Qué película más maravillosa y más propia para una fecha como Halloween, ¿verdad?

A pesar del miedo que puede dar pasear en bici solo por la noche y que aparezca cualquier perturbado a molestar en el viaje, algo que algunas películas de terror han sabido aprovechar muy bien, las bicicletas son un elemento difícil de incorporar al disfraz como tal. Sin embargo, sí existen, tanto en carnaval como en Halloween, algunas carreras o marchas de bicicletas en las que la gente acude con sus disfraces de carnaval o Halloween a pasarlo bien. Sabemos que toda persona tiene una vena, más o menos oculta, por la que disfruta como un crío cuando se disfraza.

Otros disfraces que se pueden combinar con bici, con mayor o menor dificultad, son el de Drácula, cuyo principal problema sería la rozadura de la capa negra con la rueda, lo que podría llegar a provocar un accidente que sería más cómico que terrorífico; el de zombi o muerto viviente, aunque igual para ese la marcha duraría horas y horas, dada la lentitud de estos seres retornados; o los drugos de La Naranja Mecánica (Clockwork Orange; Stanley Kubrick, Estados Unidos, 1971), aquellos niños rebeldes y violentos que aterrorizaban a los barrios burgueses en la película. Como vemos, Kubrick fue el gran experto del terror cotidiano; ninguno de sus personajes era directamente un monstruo ni estaba construido para provocar terror, pero la mayoría de ellos lo conseguían mediante sus acciones enigmáticas.

 Sea cual sea el disfraz escogido, lo importante, además de quedar bien en la fiesta, es el bolsillo. Con la posibilidad de internet, todo se abre. Existen numerosas tiendas de disfraces online que favorecen la rapidez en la recepción y la diversidad de elección entre el amplio catálogo disponible. Seas una bruja, un esqueleto atormentado, un psycokiller de terror para adolescentes o lo que quiera el oscuro que seas en la noche de Halloween, todo lo encontrarás en internet, en sitios como La Casa de los Disfraces. ¡A asustar!

Deja un comentario