De viaje con la bici.

De viaje con la bici.

Escrito por 

26 enero, 2016

En milwalkies comunicaciones podemos encontrar todo tipo de aparatos perfectos para salir un fin de semana al campo o a la montaña, desconectar los móviles, desconectar del día a día, pero sin dejar de estar comunicados entre nosotros, por si las moscas claro. Lo digo porque esto fue lo que hice con un grupo de amigos hace dos meses, nos fuimos en medio de un bosque no muy lejos de nuestro pueblo, necesitábamos desconectar literal y figuradamente de todo, relajarnos y dedicarnos a nosotros, hablar, jugar, y disfrutar de la naturaleza. En esta empresa que os decía al principio, compramos varios walki talkies, y otros productos que nos vinieron genial para esa pequeña escapada que hicimos, dejamos los móviles apagados en la cabaña donde dormíamos, y de aventuras por el bosque, Fue genial la conexión que tuvimos con la naturaleza, y en más de una ocasión usamos varios de los productos que habíamos adquirido, que por cierto tengo que decir que el trato y la amabilidad con la que nos atendieron fue estupenda, y debido a que nos llevamos varios productos suyos nos hicieron un descuento y todo. Genial, así da gusto hacer las cosas.

Y es que pasar tiempo en la naturaleza, es uno, desde mi punto de vista, de los grandes placeres que tenemos y que la vida nos ofrece. Estar en conexión con la naturaleza, el campo, el bosque, el viento, el sol, los animales y las plantas… en serio, no hay mejor sensación que la tranquilidad de la naturaleza y el poder recorrerla sin dañarla y sin ir por sitios donde el ser humano ha hecho uso obvio e indebido de ella.

Si os gusta tanto como a mi esto de lo que os hablo, y las actividades al aire libre y alejados del ajetreo de la ciudad, os propongo otra opción que se me ocurre, que a la vez de aprovechar el hecho de ir por la naturaleza, hacemos ejercicio. Y me refiero a hacer rutas en bici, pero no rutas normales y corrientes, de estas de ir unas horas al campo volver a casa y dirigirnos a descansar al sofá. No, va mas allá todavía. Rutas que duren días, que durmáis y hagáis noche en lugares alejados de la ciudad, con el fin de llegar a algún punto que sea interesante para vosotros por algo en especial. Y se me ocurre deciros que esto es algo parecido a hacer el camino de Santiago en bicicleta, haciendo las paradas oportunas y durmiendo en sitios que están preparados a posta para los peregrinos. Pero aquí hablo de hacer otras rutas, por otros sitios, haciendo paradas, visitando pueblos y zonas de interés turístico… lo que sea. Siempre contando con un buen equipo, yendo bien equipado, una buena bici y ganas de ver y experimentar cosas nuevas.

El primer paso que os aconsejo que hagáis para llevar a cabo este pequeño viaje, es que encontréis a alguien que os acompañe, cierto es que ir solo también apetece muchas veces, pero por seguridad y entretenimiento, yo recomendaría ir siempre con alguien. El siguiente paso es planificar la ruta, ver dónde queremos ir, qué paradas queremos hacer, cuántos kilómetros diarios están previstos que hagamos, qué caminos son los más adecuados teniendo en cuenta las condiciones climatológicas y las condiciones de la tierra y el camino que vayamos recorriendo…

Luego tener preparada la bici, revisada y a punto, una bici adecuada a las condiciones, y con repuestos en la mochila por si pinchamos o le pasa cualquier otra cosa. Un buen equipo, unas buenas zapatillas, guantes, casco ( ante todo seguridad)… en fin todo lo necesario para poder montar.

Si vamos a pasar a otro país o algo, tener en cuenta el tema identificaciones, como el pasaporte o el DNI, que estén todos a la orden del día.

Os propongo que escribáis en un papel todo lo que penséis que vais a necesitar, y ya meditéis bien bien todo el viaje. Preparándolo con tiempo, no tendríais por qué olvidaros de algo. Luego también está la opción de ir improvisando, que de vez en cuando, no viene mal hacerlo, pero siempre con cabeza para que no os perdáis ni haya accidentes indeseados.

 

 

Deja un comentario