Consejos para limpiar una bicicleta de carreras

Consejos para limpiar una bicicleta de carreras

Escrito por 

13 octubre, 2015

Limpieza de bicilceta
Reconozco que soy un desastre en cuestiones de limpieza. No, de la mía, tranquilos, sino de objetos de casa o de utensilios. Ahora bien cuando tengo que limpiar mi bicicleta de montaña, le pongo todo mi empeño. Incluso mi mujer se queja de esta cuestión. “Ya podrías poner tanto esfuerzo en las cosas de casa”, me comenta siempre. Y es que para limpiar mi bici de carreras incluso he utilizado la limpieza por ultrasonidos, que me ha recomendado un amigo que curra en Tierra Tech. Está claro que nadie como un profesional para enseñarnos a limpiar la bici de carretera.

La limpieza por ultrasonidos se basa en el principio de ondas de alta frecuencia< (a partir de 20 KHz) producidas en el líquido en el que las piezas se sumergen. La naturaleza de la energía ultrasónica proporciona el empuje físico requerido para romper los enlaces mecánicos e iónicos que establecen las partículas muy pequeñas alojadas en la superficie. Es muy empleado en industrias, incluso para la limpieza de persianas o de palos del golf. De ahí que mi amigo me recomendará que lo usara para la bicicleta.

De esta forma, se sumerge totalmente la pieza que quieras limpiar en el liquido limpiador y se pone a funcionar durante el tiempo necesario. El resultado es maravilloso. Parece una bici nueva. Por supuesto que elimina el barro y las manchas, pero hace lo mismo con la temida grasa. Por eso, al utilizar esta máquina de limpieza de ultrasonidos todo se eliminó. Lo que está claro es que ya no es solo el estar limpia, es que una bici puede durar mucho tiempo si se cuida de esta manera.

Viene muy bien para lo de desengrasar cadena, piñones. Una parte que muchos aficionados se saltan pero que es muy importante. Yo es lo primero que hago, con ayuda de un desengrasante, pero cuidado que no sea muy agresivo de estos que lo quitan todo. Y ya por último, si quieres sacar nota usa aire comprimido y abrillantado. Hasta ahora yo solía dejar la bicicleta secar o dar un paseo para quitar la mayor parte del agua. Pero si la puedes secar en seco, vasa a notar que es una gozada. Luego prueba a probar con un abrillantador, desde luego la bici debe quedar como nueva.

Mi principal fallo en estas cuestiones de la limpieza, como seguro que os pasa a todos vosotros, es mi dejadez. Dejo pasar mucho tiempo entre lavado y lavado. En los equipos profesionales lo suelen hacer casi a diario, imaginaros qué mantenimiento tienen las bicis. Solo hay que ver cualquier reportaje del Tour de Francia sobre lo que nunca se ve para comprobarlo. Yo no digo tanto, pero limpiar la bici una vez cada 3-4 salidas seguro que ayuda a mantener la mecánica de la bici como nueva. Va a ser uno de mis propósitos.

Si tienes duda sobre este sistema basado en la limpieza con ultrasonidos, lo mejor es que visites la web de Tierra Tech donde podrás comprobar su utilidad. Si quieres presumir de bicicleta limpia, prueba a un baño de esto. Y si encima eres una persona concienciada con la naturaleza, piensa que es la forma más ecológica de limpiar. Por lo tanto, miel sobre hijuelas. ¿Verdad?

 

 

Deja un comentario