Consejos para elegir entrenador

Consejos para elegir entrenador

Escrito por 

28 septiembre, 2018

Actualmente, cuando miramos salas de entrenamiento, podemos darnos cuenta que cada vez el número de personas que usan los servicios de un entrenador personal aumentan. Estamos ante un servicio que está al alcance de mucha gente, por lo que nos ha parecido interesante comentar una serie de aspectos en que hay que pensar cuando queremos elegir un entrenador personal.

Lo primero es tener claro lo que queremos lograr. Lo más normal es que un personal trainer esté especializado más en una disciplina que en otra. Todo ello hace que sea importante tener una reunión previa con él para conocerle y saber además si conectamos o no.

No debemos olvidar la importancia que tiene el boca a boca. Las referencias son las que pueden inclinar la balanza sobre un entrenador u otro. Entrenador personal en Alicante, nació un poco en parte gracias a ese boca a boca y con el tiempo, Pau Sala, se ha ido granjeando una reputación. Tras hablar con él hemos llegado a una conclusión bastante obvia que a veces pasa inadvertida: quien no tiene referencias, o acaba de empezar o  no se las ha ganado y ninguna de esas opciones da muy buena espina en este sector.

Un buen entrenador se preocupa por la ejecución perfecta de las rutinas

Lo primero debemos fijarnos en las rutinas. Él tiene que intentar que realicemos de manera perfecta los ejercicios. Debemos fijarnos para ello en sus explicaciones. Tendrá que dejarnos claras las técnicas y movimientos. Otros aspectos como el peso que usaremos y los resultados a lograr pasan a un plano secundario. Importante el aprendizaje y obtener una buena base para progresar poco a poco.

Nos tiene que saber escuchar

Esto es fundamental. Lo normal es que unos ejercicios sean más sencillos que otros para realizarlos, al igual que otro nos gustarán menos de hacer, pero hay que hacerlos. Lo diferente ocurre cuando haya ejercicios de tanta complicación que nuestra capacidad física no nos posibilite hacerlos correctamente. Aquí ten siempre presente que un entrenador bueno deberá saber cortar antes de que podamos lastimarnos, además de conocer los ejercicios que se ajusten más a nuestra fisonomía.

Innovación y estar atento a las nuevas tendencias

Innovar en las rutinas y los cambios en las mismas son otros puntos que deben ser tenidos en mente. Un entrenador debe intentar lograr que la monotonía se adueñe de nuestro rendimiento. Muchos de nosotros suelen recurrir a los servicios cuando nos estancamos, por lo que debe ser un profesional con capacidad pata tener alternativas, estar a la última y aplicar a nuestro entrenamiento todo lo mucho que sabe. Seguro que todas esas novedades serán beneficiosas para nosotros sin que no demos cuenta.

El entrenador tiene que propiciar que aprendamos a entrenar para que podamos valernos por nosotros mismos

Los buenos entrenadores no deben ser nunca serviles. Nos tienen que ayudar a completar rutinas y a aprender, pero deberán enseñarnos técnicas, cargas y las razones por las que debemos seguir un orden a la hora de ejecutar los ejercicios. El objetivo tiene que ser siempre progresar, por lo que un entrenador bueno nos tiene que dejar valernos por nosotros mismos.

Nunca debe obligarnos a que realicemos algún ejercicio que pueda perjudicarnos o ponernos en peligro

Esto es algo que debemos tener muy claro, puesto que nunca nos obligará a que hagamos algo que pueda poner en riesgo nuestra integridad en lo físico. En caso de que nuestro entrenados nos demande metas elevadas que no podamos lograr, no escuche nuestras opiniones o no piense en nuestros gustos, nadie te obliga a pasar por eso.  Lo mejor será dejar de entrenar con él y comenzar la búsqueda de otro entrenador.

Como puedes ver, encontrar el entrenador perfecto para ti no es tan sencillo, por lo que deberás tener en cuenta estos consejos que te hemos dado para que la elección que tomes sea la correcta. Aunque sean unos servicios que viven unos momentos de ebullición, no debemos olvidar que lo principal es elegir a un buen profesional.

Al igual que en todo tipo de servicios, la calidad y los buenos resultados se deben a buenas elecciones y por todo esto, nuestra recomendación es que te tomes el tiempo necesario antes de optar por uno u otro profesional.

Lo principal, además de su propia pericia, es que haya una buena conexión en lo personal, que conectéis, esa será una base sobre la que se puede construir una exitosa relación y que te pongas en forma tal y como tu quieres.