Carreras de caballos: preparación y equipo necesario

Carreras de caballos: preparación y equipo necesario

Escrito por 

14 junio, 2021

Las carreras de caballo siempre han contado con muchos aficionados y practicantes. Sin embargo, ¿Sabes toda la preparación física, técnicas y metal que existe detrás de ellas?

La preparación del caballo

La mayor parte de este trabajo está basado en la preparación física y el trabajo técnico de los ejercicios,  los cuales se deben realizar siempre con anterioridad a la competición, de forma que el caballo pueda demostrar fluidez y preparación física .¿Pero qué pasa con la preparación mental?

El caballo cuando llegue al concurso se va a encontrar nuevo sonidos, objetos extraños,  cosas que se mueven hacia un lado y hacia otro; en fin, un ambiente y una energía totalmente diferente del ambiente al que están acostumbrados cuando están entrenando. Por esto, es también preciso realizar un entrenamiento específico para trabajar la parte mental en pro de conseguir los objetivos deseados. 

El objetivo principal de este entrenamiento, tanto el físico como el mental, real,  es poder tener control de sus manos y de sus pies a la velocidad que nosotros queremos y en la dirección que nosotros queremos, con la postura corporal deseada del caballo.

Así, necesitamos que el caballo aprenda a seguir nuestro estado de energía, es decir, que por ejemplo, ante algún estimulo externo que pueda generarle excitación,  el caballo  tiene que haber aprendido con anterioridad que ante una situación que le puede resultar incomoda, lo que debe hacer es preguntar al jinete qué es lo que está pasando, que es lo que tiene que hacer, no huir sin ningún tipo de dirección sin saber qué es lo que está haciendo.

También es  importante que el caballo sigan nuestro nivel de energía de manera que si nosotras subimos nuestro nivel de energía el caballo sube su nivel de energía y si nosotros lo bajamos el caballo baja su nivel de energía y se mantiene calmado. 

En cuanto a esto, si es verdad que es imposible simular todas las situaciones que nos podemos encontrar con un caballo cuando estamos en un concurso, por lo que lo que tenemos que hacer es enseñar a nuestros caballos, que  en el momento de tensión, en el momento en el que él tiene miedo, nosotros somos su referente y debe reaccionar según las indicaciones del jinete, ya que será lo más seguro para él.

Cuando haya  aprendido que si el  jinete está tranquilo, el también puede estar tranquilo, todo fluirá con mucha más facilidad. De hecho, esa es justamente la clave de liderazgo, la clave del buen líder. 

Una vez hemos trabajado en casa toda la parte mental y le hemos enseñado al caballo cómo tiene que reaccionar ante una situación en la cual puede tener miedo, tenemos que esperar hasta el momento del concurso para ver cómo reacciona nuestro caballo. Entonces, si por ejemplo, el caballo baja del camión o del remolque en un estado de tensión mirándolo todo, excitado y con miedo del entorno, debemos tomarnos un tiempo para trabajar un poco con su parte mental, buscando a que vuelva a su estado racional. Y es que si lo dejamos en la cuadra en un estado de nerviosismo  y de alteración,  así es como nos lo vamos a  encontrar cuando volvamos. En cambio sí le dedicamos el tiempo necesario, que pueden ser 5 minutos, 10 minutos o media hora, para que el caballo pase de ese estado irracional a un estado racional,  conseguiremos obtener muchos mejores resultados en la competición.

Siempre ten presente que los deportes ecuestres, especialmente las carreras de caballos, suponen un estrés físico significativo tanto para el jinete como para el corcel, lo que requiere el uso de una amplia variedad de técnicas de entrenamiento y de equipos, para garantizar la seguridad y la protección.

El equipo del jockey

El equipo de jockey incluye todo tipo de elementos esenciales que van desde guantes hasta chalecos y látigos. Estos elementos juegan un papel importante porque, por ejemplo, los cascos les ayudan a mantenerlos protegidos de lesiones graves, mientras que las gafas pueden ayudar a proporcionarles una mejor visión y claridad mientras montan el caballo. Los látigos, por su parte, les permiten guiar y dar órdenes a sus caballos.

En fin, cumplan la función que cumplan, están ahí para garantizar la seguridad de que están bien protegidos y utilizan las mejores herramientas que pueden en esta industria. Caballos Mendoza, vendedores especialistas de caballos para competencia, nos presentan algunos de estos equipos:

  • Poco. En ocasiones, se requerirá que el caballo de carreras use un poco, o un cabestro y brida dependiendo de lo que se requiera de ellos en un momento específico. El bocado generalmente está hecho de metal, el cual se coloca en la boca del caballo para que el jinete pueda controlarlo.
  • Intermitentes. Los caballos de carreras no se pueden distraer, por ejemplo, con los muchos espectadores que tendrán de cerca e incluso, los otros caballos en la carrera. En este sentido, las anteojeras se utilizan para cubrir parte de los ojos del caballo para que se vean obligados a mirar al frente.
  • Cincha y silla de montar. Este es un requisito para el jinete que competirá con el caballo.
  • Riñones. Las riendas están hechas de cuero y están unidas a otros equipos que se encuentran alrededor de la cabeza del caballo; y juntas, le permiten al jinete controlar al caballo y darle instrucciones.
  • Fusta. Se trata de un látigo de cuero que el jinete puede usar para alentar al caballo a ganar velocidad e ir más rápido. Es uno de los equipos más comunes que se utilizan en la mayoría de los eventos de caballos de carreras.
  • Mejillas. Se adhieren al casco en la parte superior y a la broca en la parte inferior. Deben estar lo suficientemente ajustados para sostener el bocado en su lugar, pero no tan apretados como para que el bocado llegue a la boca del caballo.
  • Bridas. Tocado y garganta: hechos de una sola pieza de cuero, junto con las carrilleras, el casco soporta la broca. La garganta ayuda a mantener la brida en su lugar al sujetarla sin apretar debajo de la garganta del caballo. Banda para la frente. Se coloca sobre la frente del caballo y evita que se deslice hacia atrás. Debe estar lo suficientemente apretado para que no se salga de la cabeza, pero no tan apretado que haga que el casco frote la parte posterior de las orejas.
  • Bit. El bit se adhiere a las mejillas y a las riendas. Debe sobresalir alrededor de ¼ de pulgada o el ancho de su dedo meñique a cada lado de la boca del caballo. Cuando la brida está en el caballo, el freno debe hacer que el caballo parezca que está sonriendo levemente.

Es importante señalar que este equipo suele  variar dependiendo de las diferentes disciplinas de las carreras, como carreras planas, carreras con arnés, carreras de saltos y carreras de resistencia.

Materiales recomendados para las tachuelas

Los materiales recomendados para la silla de montar son alguno de los siguientes:

  • Marroquinería.

El mejor material para la tachuela es el cuero de buena calidad, ya que el más económico siempre termina siendo de baja calidad, además de duro, quebradizo y puede no durar tanto. La tachuela es una inversión cara, pero garantiza una gran calidad y si se cuida correctamente, puede llegar a durar mucho tiempo.

  • Tachuela sintética

La tachuela sintética se está volviendo cada vez más popular, entre otras cosas porque es una alternativa más económica al cuero tradicional. Además, es más ligero que el cuero, lo que facilita su manejo.

  • Tachuela usada

Asegúrese de que el cuero sea de buena calidad y en buenas condicione, además que las costuras deben ser fuertes y no perecer, y más importante aún, que el árbol no esté roto ni torcido.

Para comprobar si hay un árbol roto, hay que sostener el canto de la silla de montar contra nuestra cadera e intentar tirar del pomo hacia nosotros. Si es un árbol fijo no debería haber ningún movimiento en absoluto. Por el contrario, si se trata de un árbol de primavera, se debe sentir una suave flexión que vuelve a su lugar cuando suelta la presión.

Para verificar si hay un árbol torcido, hay que mirar desde el cantle hacia el pomo para asegurarnos de que están alineados entre sí. Además, se debe verificar que el arco delantero debajo del pomo no se mueve ni hace ningún tipo de ruido cuando lo presionan hacia abajo. También, hay que prestar especial cuidado a que el cuero arrugado o estirado en el asiento puede indicar que probablemente haya algún daño interno en el sillín y no debería

  • Metalistería

La carpintería metálica de una silla y brida (estribos, hebillas, brocas, etc.) debe ser de acero de primera calidad, siendo el acero inoxidable la mejor opción, ya que resiste las manchas y la decoloración, no se astilla ni se descascará y es muy duradero.

Por el contrario, el níquel (que a menudo se encuentra en tachuelas baratas) más bien puede resultar peligroso, ya que es mucho más blando y puede doblarse o romperse, comprometiendo la seguridad sobre el caballo.