Escrito por 

7 febrero, 2014

bhicicarm.esSi has llegado hasta aquí es que eres un apasionado de las bicis o una aspirante a serlo. Por eso nuestro proyecto es llegar a los apasionados de las bicis en cualquier modalidad, ofreciendo consejos y contenidos tanto para ciclista de pro que gastan sus fines de semana sobre la carretera, como a los que prefieren utilizar la bici en el campo o disfrutando del paisaje urbano.

Mi nombre es Paco y soy el que va a dirigir todo este cotarro, pero cuento con los mejores colaboradores para que me acompañen en esta aventura: Irene, Juan, Victor, Jesús y un largo etcétera. Pasa y quédate. Queremos asesorarte sobre restauración de bicicletas, decoración, instalación de complementos, marcas, rutas, mantenimiento, usabilidad en las distintas ciudades…

Déjanos que te demos algún adelanto contándote algunas curiosidades.

La bicicleta fue inventada por el barón alemán Karl Drais en 1817. O algo parecido, ya que el primer modelo se impulsaba apoyando lo pies alternativamente sobre el suelo.

En la actualidad (ya con sus modernos pedales) constituyen un medio de transporte y de ocio sano, ecológico, económico y sostenible (siendo el principal de varios países europeos y asiáticos).

Dependiendo de uso (recreativo, urbano, por montaña o carretera) tenemos distintos tipos de modelos adaptables para cada ocasión y ciclista (incluso si es discapacitado).

Las estadísticas indican que es un vehículo muy seguro, ya que a pesar del gran volumen de ciclistas existente en muchas ciudades europeas (por ejemplo, en Reino Unido son ciclistas habituales unos tres millones y medio de personas) las muertes en estos aparatos son ínfimas (10 personas al año en este mismo país). Incluso los ciclistas de carretera tienen una tasa de accidentes muy inferior a la de motoristas y conductores de automóviles.

Es importante utilizar el tipo de bicicleta a la actividad que vayamos a realizar, por comodidad y seguridad, siguiendo siempre las normas de circulación de cada tipo de ciudad y vía, y revisando periódicamente el estado de nuestro vehículo. Los equipos de protección como el casco previenen, en caso de accidente, de traumatismos craneoencefálicos. El resto es montar correctamente (cosa que solo puede dar la práctica) y no distraerse, especialmente en carreteras, montaña y ciudad.

Para saber más, tendrás que seguirnos habitualmente  y ante cualquier duda o sugerencia no dudes en contactar conmigo mediante correo electrónico: pacobaco01@yahoo.com

Deja una respuesta