Marchas ciclonudistas

Marchas ciclonudistas

Escrito por 

11 abril, 2018

Parece que si no te desnudas no llamas la atención. Por eso, un buen día, la Asamblea Ciclista de Valladolid decidió quitarse la ropa y crear una manifestación para reclamar justicia en las calles para un reparto más equitativo del espacio público. Y oye, parece que sirvió, porque en  estos más de diez años de marcha cicloturista, Valladolid ha mejorado mucho la forma en la que las bicis viajan por la ciudad. Aunque todavía queda mucho por hacer, es cierto que con el cambio de Gobierno, ahora mismo los ciclistas podemos pasear con más seguridad.

Recuerdo que he participado en más de una marcha. La mayoría de la gente que nos ve pasar nos recibe bien, incluso con aplausos en algunos casos. Ha habido, los menos, que han mostrado su desagrado e incluso nos han llamado alguna cosa, pero eso siempre se queda en una anécdota.

¿Por qué desnudos?

Porque de esta manera resaltamos la fragilidad de nuestras carrocerías, nuestros propios cuerpos. Porque desnudos conseguimos por una vez que los conductores se fijen en nosotros. Porque mostramos nuestro cuerpo con naturalidad, rompiendo el pudor y los tabúes impuestos por la moda y los intereses corporativistas. Nos enfrentamos al tráfico urbano con nuestro cuerpo desnudo como la mejor forma de defender nuestra dignidad.

Y es que nosotros si nos desnudamos, no lo hacemos por exhibir, todo lo contrario, lo hacemos para exigir, con carácter inmediato, medidas reales y efectivas de fomento del uso de la bicicleta, de restricción de los vehículos privados a motor en el centro de las ciudades o la pacificación de las mismas.

Estamos hartos de mentiras. Basta ya de medias tintas, de reuniones, de estudios, de proyectos y de planteamientos. Sabemos lo que  hay que hacer, es hora de empezar a trabajar. Y exigimos, además, la implicación de otras administraciones; la administración central, a través de la DGT, o la Junta de Castilla y León, son actores fundamentales en este aspecto. No queremos más sucesos como el fallecimiento del ciclista atropellado por un camión en la ronda de Valladolid.

Medio ambiente

Cada año conseguimos que sea más gente la que se una. Recuerdo que los primeros años estaba presente María Sánchez, antes era una anónima, ahora es la concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento. De ahí que ya no quiera salir desnuda. Aunque yo la recomiendo que haga como mi mujer. Ella es muy tímida y no quiere salir sin ropa, así que hemos decidido que lo haga en ropa interior. Eso sí, tímida pero coqueta, así que para ese día se compra la mejor lencería en Lencería Paqui. Yo la digo que con estos detalles parece que va más a una pasarela que a una marcha reivindicativa, pero oye, ni caso. Es una batalla perdida. El que no tiene pudor soy yo, que no dudó en salir como mi madre me trajo al mundo. Dentro de las anécdotas que recuerdo, siempre estará la de 2012, cuando tuvimos la mala suerte de pillar un día lluvioso, y la verdad es que se pasó mal.

El mejor transporte

Tengo claro que la bicicleta es un medio de transporte perfectamente adecuado para los desplazamientos urbanos, es saludable, no contamina, no explota recursos ni aquí ni en otras partes del mundo, ocupa mucho menos espacio que un automóvil, no impone limitaciones por cuestión de edad o sexo y es completamente versátil.

Valladolid no es la única ciudad de España donde se realiza esta marcha ciclonudista, aunque sí bien si es una de las más longevas. Hay que luchar para que los coches no sigan imponiendo su ley: velocidad, humo, ruido y ocupación del espacio, en cambio la bicicleta es un medio de transporte perfectamente adecuado para los desplazamientos urbanos, es saludable, no contamina, ocupa mucho menos espacio que un automóvil y es completamente versátil.

¿Alguna vez tú has recorrido tu ciudad en bicicleta sin ropa? Si es así, nos gustaría saber tu opinión. Yo desde mi humilde opinión, os recomiendo que con ropa o sin ropa, por favor, pidamos respeto y dignidad para los ciclistas porque esto no se puede aguantar más, somos los grandes indefensos cuando estamos en las calles y en las carreteras. Por favor, ni una sola muerte más.