Escapada en bicicleta por Barcelona

Escapada en bicicleta por Barcelona

Escrito por 

20 enero, 2017

Me gusta mucho salir por Barcelona en bicicleta. Podemos presumir de tener una de las mejores zonas de España para poder practicar este deporte, que aunque cada vez es más peligroso salir a la carretera por culpa de los accidentes, sí se puede realizar en zonas más alejadas de la ciudad. Tengo claro que el buen clima que caracteriza a todas las ciudades que están en el mar de Mediterráneo convierte a Barcelona en un lugar ideal para recorrerla en bicicleta.

Una de las que más me gusta es la ruta por la Ronda Verda. Un circuito señalizado de caminos y carriles bici que atraviesa los grandes sistemas naturales de la comarca del Barcelonès y que cuenta con una longitud aproximada de 72 kilómetros. Consta de seis tramos diferenciados: Llobregat, Montjuïc, el parque de Collserola, el parque fluvial del Besòs, el de la Serralada de Marina y el Front Marítim. Esta es una de las rutas más transitadas por ciclistas y familias que deciden pasar el día a golpe de pedal. Así lo hago yo con mi grupo de amigos.

Ruta por Montjuïc

Siempre recuerdo una ruta que hice por la montaña de Montjuïc. Creo que es una de las más bonitas porque puedes ir viendo museos, instalaciones deportivas y edificios como el castillo, el Palau de Sant Jordi, el Estadi Olímpic, el Poble Espanyol y los jardines de Miramar, de Costa Llobera, Joan Brossa o el Botánico. Ahora bien, es cierto que se trata de un recorrido de dificultad media-alta, pues gran parte se desarrolla por zonas de pendientes, que ofrece espléndidas vistas del litoral de Barcelona, pero hay que subirlas.

Siempre recuerdo que hace ya unos años hice la ruta en pleno mes de agosto. Creo que habría casi 40 grados, es más creo que estábamos en plena ola de calor, pero mi afición por las dos ruedas me hizo salir. Cuando llevaba recorridos unos 15 kilómetros noté que no podía más. El agua se me había acabado así que decidí bajarme de la bicicleta y buscar un sitio para descansar. Lo curioso es que estaba todo cerrado y recuerdo perfectamente que me metí en una tienda que tenía un toldo gigante. Si no es por ese toldo creo que me derrito, porque la lipotimia comenzaba a estar más que presente. Eso sí, recuerdo que el toldo era de la marca Clot como si fuera aquella tarde caluroso. La verdad es que creo que ese toldo me salvó la vida.

Una ruta más tranquila

Pero fuera ya de mis batallitas, os recomiendo con mucha fuerza que hagáis rutas por esta zona. Si quieres una de baja dificultad, ya que es totalmente plana, coge la que va del litoral de Barcelona hasta Badalona. Así verás muy de cerca el monumento a Colón, sí, ese que ahora los de la CUP en Barcelona quieren quitar, el Moll de la Fusta, la Barceloneta, el Fòrum o la desembocadura del río Besòs. Eso sí, ojo que la zona comprendida entre la central térmica del Besós y Badalona no dispone de señalización.

Esto es solo un ejemplo de lo que te puedes encontrar en la ciudad condal, pero hay muchas más rutas que otro día te iré contando. Ahora de momento, nos vemos en la carretera.